Clinica Bellolio: Cuidamos tu salud   
Nuestro Compromiso
Ayudar a usted y su familia a disfrutar la vida

MESA CENTRAL
+56 2 2550 1400

Reserva de Hora Online
Resultado Exámenes
Sucursales

La Gingivitis, un problema común que puede prevenirse para evitar sus molestos síntomas

Las encías son una parte muy vulnerable de la boca, y están expuestas a muchos peligros, desde la gingivitis a la periodontitis. La gingivitis es una inflamación de las encías debida a la presencia de bacterias. Cuando aparece no es dolorosa, pero si no se trata puede convertirse en periodontitis, que afecta gravemente a los dientes y puede hacer que se muevan. Una buena higiene oral reduce y evita el desarrollo de la gingivitis. Recomendamos el uso del enjuague antiséptico LISTERINE® DIENTES Y ENCÍAS.

Si al cepillarte los dientes te sangran las encías con frecuencia o presentan inflamación, visita a tu dentista lo antes posible para evitar que la gingivitis se convierta en periodontitis.

Además de visitar al odontólogo, te recomendamos que incorpores a tu rutina diaria el enjuague bucal LISTERINE® DIENTES Y ENCÍAS después del cepillado. El uso de este enjuague bucal antiséptico dos veces al día proporciona 24 horas de protección contra los gérmenes que provocan la placa y la gingivitis.

El tratamiento de las enfermedades de las encías por los dentistas

La acumulación de placa y sarro provoca enfermedades en las encías. Para detener la enfermedad dental, el dentista elimina la acumulación de sarro y explica al paciente qué hábitos diarios debe adoptar para eliminar la placa dental.

En la visita al dentista:

El tratamiento de la periodontitis

El periodontólogo está especializado en gingivitis y periodontitis, por lo que es la persona adecuada para tratar esta afección. El tratamiento de la periodontitis es más largo y delicado que el de la gingivitis. De hecho, si el problema ha alcanzado la fase de la periodontitis, se habrá formado ya una bolsa periodontal de una profundidad variable. La enfermedad provoca la destrucción parcial del tejido periodontal, por lo que será necesario desinfectar y eliminar todo el tejido infectado antes de sustituirlo. Los objetivos del tratamiento de la periodontitis son:

  1. Objetivo 1: Identificar los factores agravantes (posición de los dientes, higiene bucal insuficiente, tabaquismo, causas genéticas, enfermedades) para prevenir que la enfermedad se extienda a otros dientes.
  2. Objetivo 2: Controlar la enfermedad eliminando las bacterias y el sarro de la raíz del diente y realizar una limpieza a fondo para desinfectarlo.
  3. Objetivo 3: Reparar o regenerar el tejido periodontal dañado.